29 de diciembre de 2008

Esto podría ser un post de relleno por findeaño

Hoy es 29, día de ñoquis (por lo menos en Argentina). Pero ñoquis de los que la gente se come al plato, no de los que se comen la plata de la gente. Pero esto no viene al caso, o bien podría ser material para otro post que no es este.
La intención era despedirme (hoy, 29) de ustedes hasta el año que viene, haciendo un breve repaso de este muy pero que muy cargadísimo 2008. Año en el cual trabajé bastante, hice horas extras como enfermero, sufrí con mi viejo en terapia, conocí verdaderamente lo que es la solidaridad de la gente que me rodea, lloré, me caí, me levanté, lloré de nuevo, me deprimí, me desenamoré, me reenamoré, volví a reír, escribí a veces, intenté escribir otras tantas, publiqué en papel, viajé, me quedé, dormí a montones, me insomnié algunos días...
Quería agradecerles por todo, por estar, por pasar, por comentar, por abrazarme, por llamarme, por palmearme, por acompañarme, bah, y poner un granito de arena en mi año.
Gracias!!!!
Ustedes y yo esperamos que el 2009 sea mejor para todos, aunque (advertencia! asoma mi lado pesimista) sabemos que eso no va a poder ser porque la vida es una rueda, o una moneda, o la metáfora que se les ocurra, entonces por ahí a mí me va mejor, pero seguramente a otro le irá peor y así sucesivamente.
Acoto el pedido entonces: ojalá que tengan un muy buen findeaño, que lo pasen con la gente que quieren, que las copas se entrechoquen y las sonrisas sean verdaderas (no como las de algun poema que hay por acá abajo) y que arranquen lo mejor posible el 2009.
Igualmente, piensen que esto no es más que una formalidad, que es sólo una hoja de almanaque cayendo. Traten de disfrutar todos los días, expriman la mayor cantidad de alegría y buena onda y traten de regalarla a los demás, hay gente a la que le hace mucha falta.

Diego M

PD: perdonen si me puse "muy Bucay" :-)
PD2: también puede ser que tengan cosas más importantes en qué pensar que no sea el fin de un año, por ejemplo, yo tengo agendado el cumpleaños de alguien muy muy especial para el 1 de enero
PD3:prometo post literario en el 2009, antes de mis merecidas vacaciones
PD4: no creía necesario aclararles en una postdata que dejen sus saludos y/o deseos en los comentarios
PD5: pero no pude con mi genio

17 de diciembre de 2008

Dicen que la justicia es ciega

En un mundo tan parecido a este que da miedo, un periodista será juzgado (luego de ser apaleado y detenido) por haber cometido el terrible crimen de arrojarle sus propios zapatos a un líder político durante una conferencia de prensa. Dicen que la ira del periodista se debía a que dicho líder político había cometido un par de errores durante su gobierno. Uno de los cuales había sido el de invadir un país en busca de armas de destrucción masiva peligrosísimas (que nunca encontró). Esta invasión provocó miles y miles de muertes inocentes, pero el líder sigue aun hoy sonriente y viajando por el mundo.
Que terrible el acto cometido por el periodista ¿no?

Diego M

10 de diciembre de 2008

00:00

Miradas furtivas al reloj
comida y charlas
hora exacta
tintineo de copas y deseos
sonrisas falsas y de las otras
Infelices fiestas

Diego M

30 de noviembre de 2008

Urbanicomio (con audio)

Me suena el celular. Meto la mano en el bolsillo. No tengo celular, saco una pastilla de fruta, porque las de menta pican, como los mosquitos salvo que tengas off. Si el grabador está en off no podés escuchar música. Dicen que la música calma a las fieras, pero nunca ví a un león con un grabador en el zoológico, en dónde están todos los bichos amontonados. La gente se amontona en las oficinas, todo el día sentados tratando de ganar algo de plata. Porque "el dinero no es todo pero como ayuda". Ayuda a comprar un autazo, para andar por la calle insultando como loco, pero no vas al manicomio, donde están los locos pero nadie sabe por qué. El saber no ocupa lugar, al contrario de la comida. La comida de las hormigas son las plantas, se las comen y las llevan a la tierra, me pregunto ¿por qué las plantas no nacen de nuevo? La calle está llena de autos nuevos y de colectivos que echan humo. Como el humo de los oficinistas que salen a fumar cansados de estar tantas horas cuadrándose el culo en una silla con ruedas, me pregunto ¿la silla con ruedas es el auto de los pobres? Pobre le dicen a un tipo cuando no tiene para comer, o cuando anda en la mala. Las malas son cuando no tenés laburo ni plata ni minas. Las minas son jodidas. Jodido es andar por la calle que está llena de gente con cara de culo y traje de Armani. De traje te visten cuando vas al cajón, me pregunto ¿para qué estar tan elegante si a esa altura no te podés levantar ninguna mina?




Diego M

25 de noviembre de 2008

Sonrisa antibalas

Los infinitos acordes
de tu martillo neumático
son música para mis oídos

La extraña melodía
de tu bocina histérica
me endulza la mañana

El bello canto
de tu puteada matinal
es alimento para mi alma

No intentes más en vano
mi sonrisa no se irá
porque sólo falta un mes
para las vacaciones

Diego M

17 de noviembre de 2008

Dudas de verano

No entiendo bien por qué una "familia tipo" se gastaría $7.000 en unas vacaciones en Mar del Plata habiendo tantos otros lugares hermosos (y más baratos, más cómodos, más tranquilos, más, más, más) para veranear en Argentina.
¿A ustedes se les ocurre alguna explicación?
Espero opiniones al respecto.


Vean en Clarín la nota inspiradora del post: http://www.clarin.com/diario/2008/11/16/sociedad/s-01803805.htm

Diego M

12 de noviembre de 2008

Día libre

Te darás cuenta de lo encadenado que estás a la rutina el día en que llegues al trabajo y tu jefe te diga "hoy no hay nada para hacer, tomate el día libre". La incongruencia de esas dos palabras juntas será mucho para vos, tus párpados se aturdirán y aletearán mientras tus cejas se unirán alrededor de tu nariz en un inconfundible gesto. Entonces, tendrás unos minutos en los cuales programarás visitas a tus mejores amigos, pero tus mejores amigos estarán trabajando. Caminarás por la ciudad, perdido con el peso de tu mochila a cuestas. Tendrás ganas de entrar a la disquería, o de tomar un café sin apuro y con azúcar. Tendrás ganas de ir de shopping, de pasear a tu perro, de estar tirado en el parque, de visitar a tus abuelos, de tirarte a las vías del tren. El tiempo libre te quemará mucho más que el dinero en la palma de tu mano. Éstas ganas te avasallarán, te estresarán. Terminarás durmiendo todo el día en tu departamento. A la mañana siguiente despertarás como si nada hubiera pasado e irás hacia el trabajo, a disfrutar de unas hermosas ocho horas de certidumbre rutinaria.
O terminarás en las vías del tren, dejando atrás una mochila ensangrentada. Y poco más.

Diego M

5 de noviembre de 2008

Llamado a la sociedad

Mediante este comunicado, la A.P.P.A. (Asociación Protectora de Peluches y Afines) pretende seguir generando conciencia en cuanto al trato responsable de nuestro protegidos.
No toleraremos más maltratos ni abandonos por parte de mayores ni menores. Estamos cansados de ver a inocentes conejitos, ositos, perritos y otros, morir de frío e inanición en plena calle o incluso caer en las garras de perros asesinos que terminan destripandolos, esparciendo su tierno y mullido relleno por todo el patio del hogar. Hogar que había sido suyo también, hasta que el niño o la niña que eran sus dueños decidieron que ya no servía más, que ya podían dormir tranquilos en las noches sin su compañía.
Señores: un peluche no es sólo un muñeco rellenado. Es un alma dulce y compañera que merece ser tratada dignamente y con amor.
Seguiremos luchando por una sociedad con adultos y niños más felices. Por un sueño reparador. Por más hogares llenos de conejitos, elefantes, perritos y ositos con corazones.


Pedro Pelucheti
Gerente de Marketing y Confección de A.P.P.A.

29 de octubre de 2008

Noche de cadenas rotas

Arpías que no dejan estamparse en papel
Ni anotarse
Ni contarse

Otra noche larga
de manos en lápices
y dedos en teclados

Desventuras de un intento de escritor
preso de sus bloqueos
esclavo de sus musas

Espera encender
su fábrica de ideas
para sentirse vivo
… o menos mortal
… o menos esclavo

Diego M

22 de octubre de 2008

Rupturas

Otros retazos de ésta historia...

Había terminado con Carla en el almuerzo. Pero no le importaba. Siempre supo que estaba con él por interés. Ese día Silvio tenía cosas mucho más importantes llenando sus pensamientos. Postales viejas. Las vacaciones familiares en Disney, las cenas empresariales de su papá, las tardes en el country. Silvio recordaba haber sido parte de la familia en todas esas postales. Pero siempre solo, siempre a un costado. Nicolás se había llevado, desde el mismísimo día en que había llegado a este mundo, toda la atención familiar. Absolutamente toda. Postales, palabras y recuerdos agrios que lo llevaban ahora a fijar la vista en el teléfono.
En sus oídos volvía a sonar la voz orgullosa de su padre “Nicolás esto y Nicolás aquello”. La mirada cargada de afecto. Los mismos ojos cargados de… nada, para él. Nicolás y su diploma, y el abrazo de su padre. Y la butaca vacía el día en que él se había recibido. Las postales del orgullo pisoteado seguían cayendo una tras otra. Pero ahora tenía un número y un nombre.
Silvio prendió el vigésimo cigarrillo de la tarde en que volvió a fumar. Y arrojó el paquete vacío al cesto. Se acordó de las tarjetas y mostró algo así como una sonrisa. Una pitada y otra pitada y el teléfono que lo estaba mirando sonó. Era la estúpida de Carla con sus absurdos planteos. Se la quitó de encima, como siempre.
Ahora sus pasos sonaban vacíos en el despacho. Como si el cuerpo fuera más liviano. Como si su mente estuviera despegada de él. Los dos nombres giraban. Dos nombres, una dirección y un número. Silvio los barajaba mentalmente y volvía a repartir.
Miró por última vez el teléfono, sacó el papel del bolsillo derecho de su pantalón, dió dos pasos y se frenó. Sería mejor personalmente. Salió de su despacho rumbo al auto saboreando la frase: “Sergei, quiero contratarlo para asesinar a Nicolás Sanchez Olarra”. Y entonces sí, mostró su mejor sonrisa.

Diego M

15 de octubre de 2008

SuperVagancia 4

Inspirado en un texto de Ed (ver el link para más precisiones)

Tuve la oportunidad de redimirme al alcance de mi mano, aunque más bien diría de mi vista. Llevo una tremenda cantidad de meses sumergido en los placenteros mares de la ociosidad. Televisión, internet, libros (no, libros no, porque te hacen pensar) en fin, la nada misma.
En el Sindicato de Superhéroes se cansaron de ofrecerme horas extras: “que Superman se fue de joda con Luisa Lane”, “que Batman se reencontró con Robin y cambió Ciudad Gótica por los hoteles alojamiento”, y así sucesivamente (no les doy más ejemplos porque me da fiaca, no porque no conozca más superhéroes)
Pero nada. Ojo! Acepto la crítica fácil de “vos no estás hecho para esto”, “dedicate a otra cosa”, “vivís de joda y no ayudás a nadie”, etc, etc. Pero lo que no acepto es el insulto gratuito ni las escupidas. Yo no tengo la culpa de que el Estado falle por todos lados. Resulta que por culpa de la inoperancia de los gobernantes, ahora todo recae sobre los pobres superhéroes, como si fuéramos el 911 del mundo. No señor, yo quiero tener mi tiempo libre y no tengo por qué estar pendiente de la gente. “Lo mío es servicio, no esclavitud” (me gustó ésta frase, la pronunció el comisario que no me quiso tomar la denuncia del robo de la bicicleta porque estaba tomando mate) Bue, me fui por las ramas. Del pensamiento frontal al lateral, luego al trasero y dí toda la vuelta.
Les contaba que tuve la oportunidad de redimirme cuando ví que salía del supermercado una señora cargada de bolsas, la iba a ayudar a que pueda subir todo a su auto (un dodge 1500 destartalado), pero justo me acordé que en diez minutos empezaba el partido de Argentina. Alcancé a saludarla y le dije “espero que pueda cargar todo sin problemas”.
No entiendo bien por qué me puteó.

Diego M

3 de octubre de 2008

La verdadera historia de Los Beatles

A Mario, por darme ideas locas

-¿Sabías que Paul Mc Cartney murió en 1965 en un accidente?
-¿Eeeeeeh?
-Sí. Y Los Beatles lo reemplazaron con un doble al que tuvieron que enseñarle a tocar el bajo con la zurda
-Vos estás más loco de lo que pensaba
-¡Que descreído que sos! está todo clarísimo, incluso el grupo en muchas letras y tapas de discos le tira indirectas al público para que se den cuenta
-¿De dónde sacaste eso?
-De un powerpoint que me llegó por mail
-Aaaaaah, ahora entiendo todo...
-¿Por qué no puede ser cierto? El tipo sigue con la farsa hoy en día, es más, a ésta altura ya debe creerse realmente que es Paul Mc Cartney
-¿Vos te pensás que van a ocultar la muerte de alguien tan fácil? ¿y que los fans no se van a dar cuenta de que les pusieron un parecido en lugar del original?
-Todo puede ser
-Sí, claro, si viene por mail, todo es cierto. ¿Conocés a alguien que haya aparecido en una bañera llena de hielo sin sus dos riñones?
-No
-¿Conocés a alguien que se haya infectado el sida por pincharse con una aguja dejada en una butaca de cine?
-No
-¿Te pagó Bill Gates los no se cuántos miles de dólares por reenviar el mail de mercadeo tan famoso?
-No
-¿Que más te falta para darte cuenta de que TODO lo que te mandan por mail es falso?
-Bueno che, vos sos exagerado también...
-¿Sabés una cosa?
-¿Qué?
-Papá Noel no existe, ¡son los padres!
-Vos te tomás todo para la joda, yo te vengo a hablar de una conspiración totalmente seria y mirá con lo que me salís
-Siiiiiii, re seria tu conspiración. Ahora me vas a decir que los Rolling Stones también están muertos y los que actúan son sus cuerpos embalsamados y manejados como marionetas
-No es del todo falso lo que decís. Me enteré que Ron Wood en realidad murió en los primeros tiempos del grupo...
-¡Basta!
-Ok, no te molesto más, pero tendrías que tener la cabeza un poco más abierta...
-Yo tengo la mente abierta, pero tampoco para boludeces, che. Me vas a terminar diciendo que el hombre no llegó a la luna, o que...
-¡Es que el hombre no llegó a la luna! fue todo una farsa armada por Estados Unidos
-¡Claro! ¿qué más? ¿Elvis está vivo?
-Podría ser, pero ya estaría demasiado viejo
-Sos terrible, eh!
-Y vos sos un descreído

Diego M

26 de septiembre de 2008

Un-lucky

Escuchando Radiohead

Los segundos pasan
envueltos en niebla
hacia nosédónde

Los días pasan
envueltos en recuerdos
hacia la nada

Llantos de sal concentrada
vacíos enormes
silenciodolor

Los segundos
las horas
los días

Perdido...

Diego M

22 de septiembre de 2008

Tips para arruinar la convivencia

-Uno de los dos integrantes de la pareja debe resignar muchas cosas para ir a vivir con el otro, por ejemplo: quedar muy lejos de sus amigos y de su familia, tener mucho viaje hasta su trabajo, etc.
-Tener horarios de trabajo muy diferentes, que casi casi no les permitan cenar juntos y que los pocos momentos compartidos sean efímeros y marcados por el cansancio de la jornada laboral.
-Que uno (o los dos) no quiera ceder en diversos temas, que pueden abarcar desde la película que vamos a alquilar el sábado hasta los días de limpieza en el hogar.
-Que falle la comunicación: uno de los dos no le cuenta X hecho al otro para no preocuparlo o sobrecargarlo, pero el otro tiene ganas de que el uno le cuente, porque tal vez lo puede ayudar de alguna manera.
-La rutina: todos los días te pasan a buscar por el trabajo, todos los días cocinás algo parecido… (inserte aquí más ejemplos rutinarios).

ADVERTENCIA: estos tips son prácticamente infalibles y no deberían ser utilizados en la vida de pareja.

Continuará…
Diego M

13 de septiembre de 2008

...

Sólo recordaba un sueño en sueños. Entonces despertó con la terrible necesidad de hacerlo. En ese momento o nunca. Ni siquiera buscó las pantuflas debajo de la cama. No las necesitaba: el frío de la cerámica en las plantas de los pies lo ayudaba a darse cuenta. Se puso la remera verde y salió. Iba a ser difícil conseguir un cuchillo de carnicero en el barrio. ¿Un cuchillo para qué? para cortar, se respondió. Y ahí estaba, caminando, cortando la noche en dos, como a tientas. Buscando. El frío le revolvía el estómago, la remera verde no era suficiente. No la quiero manchar, pensó. Pero nadie dijo que el cuchillo fuera para lastimarte. A tientas. La calle estaba desierta. Él buscaba su cuchillo de carnicero en el primer cajón de la mesada de la cocina, descalzo, y con una remera verde a medio poner.

Diego M

6 de septiembre de 2008

Dormir es uno de los grandes placeres de la vida

-¿Que vas a hacer el sábado a la noche?
-Supongo que nada
-¡Pero es sábado a la noche!
-Para mí todas las noches son iguales: frías, solitarias, desoladoras, etc, etc
-Ponele un poco más de ganas
-Llego cansado al sábado, lo único que quiero es dormir
-¡Que amargo!
-Para que sepas, dormir es uno de los grandes placeres de la vida
-Dejate de joder! vamos a salir, dale, vamos a algun boliche
-Odio la música que pasan, odio el humo, no me gusta el alcohol y me revienta ver como todos están en pose de levante
-Ok, veo que por ese lado no va. ¿Si vamos al cine?
-A mí me gusta el cine finlandés, y no pasan nada acá cerca. Antes que ver la película de los Super agentes prefiero dormir
-Pero hay un montón de pelis en cartelera
-No importa, sé bien que no me gusta ninguna. Además, hay que hacer cola para sacar entrada, hay que hacer cola para comprar pochoclo y al final hay que hacer cola para entrar a la sala
-Ok. ¿Vamos a algun recital?
-Este sábado no toca ninguna de las bandas que me gusta
-Sos jodido, eh! Dejame pensar... ya está! vamos a comer algo y después a caminar un rato por ahí
-Ni loco. Con el frío que hace me voy a pescar algun virus
-Parecés un viejo choto. Bueno, te voy a hacer una propuesta acorde a tu edad: Venite a casa, comemos algo y alquilamos una peli.
-Ni ahí. Sabés bien que nuestros gustos son totalmente incompatibles: a vos te gusta lo frito, a mí me gusta lo sano. A vos te gusta el cine de acción, a mí me gustan los dramones
-Pero vos estás peor de lo que pensaba!
-Dejame tranquilo. Vos andá y viví la noche. Yo la voy a dormir
-Así no vas a conseguir nunca una mina
-Vos salís todos los sábados y tampoco conseguís nada
-Aunque sea lo intento
-Vos seguí intentando mientras yo me ahorro el esfuerzo
-Amargado
-Hinchapelotas
-Viejo
-Borracho

-¿Sabés qué? te quiero igual aunque seas un viejo de 70 en un envase de 30
-Yo también te quiero aunque me rompas las pelotas toda la semana para que salgamos
-¿Querés venir a comer un asadito a casa el domingo al mediodía?
-Dale. Pero desgrasame la carne
-Sí, ya sé, como te gusta a vos
-Listo, quedamos así. Que te vaya bien el sábado
-Y vos dormí mucho

Diego M

3 de septiembre de 2008

Instrucciones para cargar el celular

(Republicado por falta de ideas a pedido de nadie)
Un humilde homenaje a Julio Cortázar, espero no haberlo ofendido

Pensá en esto: cuando te regalan un celular te regalan un pequeño infierno parlante, una cadena de mensajes, un calabozo de ringtones. No te dan solamente el celular, que los cumplas muy felices y esperamos que te guste porque es de buena marca, con cámara de fotos, mp3 y blue tooth; no te regalan solamente ese menudo aparato histérico que te atarás a la cintura o a la cartera y pasearás orgulloso. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de vos mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su funda como una garrapata desesperada prendida de tu carne. Te regalan la necesidad de cargar su batería todas las semanas, la obligación de tener crédito para que siga siendo un celular; te regalan la obsesión de mirarlo a cada rato para ver si tenés un mensaje, de ponerlo sobre la mesa en una reunión por si recibís un llamado. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan el de tarifa más baja y el de mejor señal, te regalan la tendencia de comparar tu celular con los demás celulares. No te regalan un celular, vos sos el regalado, a vos te ofrecen para el cumpleaños del celular.
Diego M

29 de agosto de 2008

Potenciales asesinos parlantes

(Buen nombre para una banda de rock ¿no? pero no era eso lo que quería escribir)

Quiero dejar sentado por escrito que estoy más que cansadísimo de la gente que habla por celular mientras conduce su bicicleta / moto / auto / colectivo / camión / batimóvil / triciclo (y ésta queja incluye a los que hablan con el "manos libres" porque sus extremidades tendrán libertad pero sus neuronas siguen presas de la conversación)
No puede ser que hoy en día te sorprendas de ver a alguien manejando que NO va hablando por teléfono, es un desastre! ¿No se dan cuenta de que no están teniendo el mínimo respeto por su vida ni por la de los demás? ¿no se dan cuenta de que van al "tranco de perro" obstaculizando el tránsito, o que pasan semáforos en rojo, o que se quedan parados con el semáforo en verde, o que es mucho más difícil estacionar un auto hablando por celular que sin él? ¿eh? ¿eh? ¿EH?
Si seguimos a éste ritmo, en unos años van a ir manejando con la pera en el volante mientras con una mano se van afeitando, con la otra se van haciendo el nudo de la corbata y (obvio) siguen hablando con el "manos libres" de lo bien que la pasaron el fin de semana en el spa de Pilar.
Y como los conozco bien, les voy a decir que, antes de levantar su dedito acusador hacia mí (el dedito de la mano que tienen libre mientras hablan por teléfono y leen el blog al mismo tiempo) sepan que yo también hablaba por celular mientras conducía mi humilde Fiat 128 y así fue que, en una esquina, otro pobre conductor cometió el error de cruzarse en mi camino e incrustar su auto en la trompa del mío. De ahí en más decidí que, o no atiendo, o paro al costado, sin concesiones.
Como verán, nada mejor que un "rehabilitado" para mostrarles lo que están haciendo mal, abrirles los ojos, separarles una a uno los deditos de la mano, quitarles el celular, y colocarles esa mano de nuevo en el volante (de donde nunca debería haber salido)
Los llamo a la reflexión: colaboremos para una ciudad con menos choques, con menos autos abollados, más peatones sanos, más crédito para hablar en los momentos en que sí es necesario hablar.
He dicho.
Diego M

24 de agosto de 2008

De ansiedades y líneas telefónicas

Las ganas que tengas de hablarle y el tiempo que estés pendiente del teléfono son inversamente proporcionales a las posibilidades de que te llame ESA persona. Por el contrario, son directamente proporcionales las chances de que te llamen para ofrecerte un auto, o un viaje al Caribe con nada pago, o tu mamá preguntandote como estás.

Diego M

19 de agosto de 2008

Todo está guardado en la memoria

Me acordé de Mariela y su delantal blanco impecable. De la plaza Belgrano y sus juegos de madera despintada. De los picados en la calle con Juan, Ale y David. Del olor a pan casero que irradiaba la cocina de mi vieja los domingos por la tarde. Del primer beso con Julieta. De la primera rateada, en séptimo grado, cuando nos fuimos a caminar por Florida y Lavalle. Del viaje de egresados, las excursiones y las fiestas. De los asados en lo de Walter y los chistes malos de Raúl. Del primer día de Facultad: los nervios, las caras hostiles y desconocidas.
Me acordé de Verónica y lloré.
Al final, sólo sentí el dolor de la soga ajustada, el ruido a madera y nada más.


Diego M

12 de agosto de 2008

Oficinesco

Me cargué el café de bostezos y encaré para la oficina. Llevo bien ensayada mi “cara de preocupación” para que cuando pase mi jefe piense que estoy analizando el futuro de algún proveedor o sacando los índices de los últimos meses. Pero mi índice de los últimos meses viene complicado: muchas visitas al médico regadas con pastillitas de colores, pastillitas que me dan sueño y me hacen andar con la almohada pegada todo el día. Almohada que casi me hizo tirar el monitor cuando giré para hablar con Juancito. Pobre Juancito, gana menos que yo y trabaja más, por eso lo noto cada vez más odioso y por eso tal vez esté practicando tiro al blanco con una foto mía. Foto que no sé de dónde sacó, quizás del cajón de mi escritorio. Escritorio sobre el cuál estoy durmiendo ahora, después de tomar la pastillita amarilla con el café medio tibio y con la almohada pegada.

Diego M

6 de agosto de 2008

De rincones lejanos y lumbagos

Las probabilidades de que tengas que agacharte para encontrar lo que estabas buscando son directamente proporcionales a tu dolor de espalda.

Diego M

30 de julio de 2008

A veces las ideas escasean

-Tenés que aflojar un poco
-¿Con qué?
-Con el blog. Esto no es un diario íntimo, no podés postear acá lo que te va pasando día a día
-¿Quién me lo prohíbe?
-Nadie, pero a la gente no siempre le va a interesar que a tu primo Juan se le dobló el tobillo o que cortaste con tu novia
-Pero es lo que me sale, qué se yo
-Lo que tenés que hacer es ponerlo en un contorno de ficción
-¿Cómo sería eso?
-En lugar de relatarlo en primera persona, decís: "Gerónimo estaba abatido, ayer había cortado una relación de 8 años, 3 meses y 17 días..." etc, etc
-Pero eso es lo mismo, o sea, cuento lo que me pasa pero volcado en un personaje
-Claro. Pero que el bajón se lo coma el personaje, no vos. Porque vos ya lo viviste en la vida real, no es necesario que te pegues un deja vu de dolor
-Lo voy a intentar, pero estoy descubriendo que escribir no es mi fuerte
-¡Cobarde! si empezaste a escribir fue por algo, no lo podés dejar como si fuera el cigarrillo
-Pero hay gente que no puede dejar el cigarrillo
-¿Ves? ese es el ejemplo a seguir. Escribir es un vicio, y los vicios no te abandonan
-¿Y si no me sale lo de los personajes?
-Vas a un taller literario y listo, ¿o te pensás que la gente nace sabiendo?
-¿Como hace la gente que escribe ciencia-ficción? ¿se imagina todo?
-¿Vos me estás cargando? ¡más vale que se imaginan todo! ¿o te pensás que Philip Dick era un tipo que salía a cazar androides en sus ratos libres?
-Qué se yo
-Intentalo y después me contás
-Pero estoy en un momento especial...
-Nada de mariconeadas, che. Si no te salen textos nuevos, republicá los viejos. Hay varios que hacen eso
-Lo voy a intentar. Hoy a la noche me siento a ver "Bailando por un sueño" y veo si me inspira para escribir una novela en la que todo un pueblo está pendiente de quién se queda o quién se va de un programa de televisión copiado de otro país, en donde salen minas en bolas que se pelean entre ellas, y el conductor es un baboso insoportable y también...
-¡Eso es surrealismo puro! ¿viste que podías escribir algo original?

Diego M

29 de julio de 2008

Pero esto no es un juego

Es como si la vida fuera un rompecabezas y vos fueras la pieza que me falta. Pero me decís que no sos la pieza que falta, que no tenés la forma justa, que esa curvita de ahí, que una parte se superpone con la otra, que no sabés, que se complica. Pero yo soy como esos chicos caprichosos, pero no los caprichosos que quieren cualquier cosa. Soy de los que pucherean y patalean porque saben que quieren ese rompecabezas, ese juego, ese futuro.
A veces quiero explicarte esto pero no sé, te busco la mirada y me esquivás, pero hay algo en ese esquive, en esa cara de pícara... Entonces insisto e insisto e insisto, pero no te quiero abrumar. No sé, no me pidas que no lo haga, porque cuando te miro sos los desayunos con la tele, o los capítulos de Seinfeld en el sillón, o las cartitas de imán de heladera, o los cd de Pez rumbo a Córdoba, o dormir cucharita, o caminar de la mano por cualquier vereda de cualquier lugar de cualquier país. Sos todo eso y un montón de cosas más que tengo enredadas en las neuronas. Imágenes que podrían ser metáforas hermosas pero me las guardo para mí, porque llevarlas al papel podría no ser lo mismo.
Y acá sigo, con éste rompecabezas que me está quitando los sueños.
Sentado.
Espero.

Diego M

12 de julio de 2008

Desorientado, dolorido y muchas cosas más

Ya no tengo ni idea si está terminando o empezando la semana. Mi tiempo se cuenta en horarios de visita. Mis días se manejan segun las enfermeras que atienden a mi viejo. Hay algo extraño en las clínicas, algo que te hace no sentirte nunca parte. Será la unicidad del estilo de habitaciones, serán las sábanas sin florcitas ni rayitas, será el olor tan limpio como enfermo que te sigue pegado en la ropa adonde vayas.
Ni siquiera sé a quién le conté esto o aquello. No sé si mi tía Clelia sabe que mi viejo volvió a terapia o si no le dije a mi tío Nestor porque le sube la presión. Es increíble la cantidad de llamados que uno puede recibir en éstos días de familiares que practicamente no conoce. O tal vez sea que los ví por última vez cuando tenía siete años, y el mundo es diferente cuando uno tiene siete años ¿no?
A ésta altura ya ni sé que les conté o que les quise contar a ustedes con éstas líneas. No sé, me taré, no entiendo, necesito dormir, necesito que las cosas mañana estén mejor.
Espero que tengan un buen fin de semana, digo, si es que mañana empieza el fin de semana porque, como creo que ya les dije, no tengo ni idea de qué día es hoy, sólo sé que quiero que mi viejo salga de esa clínica.

Diego M

3 de julio de 2008

Hay días crueles

A Sergio, el mejor amigo que me puede haber regalado la vida


Hay días que empiezan
con un llamado inesperado

Hay días en los que tus hombros se llenan
de lágrimas
medio ajenas
y medio tuyas

Hay días en que la vida
se ensaña
con gente buena

Hay días
en los que confirmo
mi teoría
(y la de tantos otros)
de que dios no existe

Hay días en los que te toca
ser amigo full time

Porque un abrazo vale más
que mil ausencias
Porque una palmada de aliento vale más
que un llamado
Porque hoy
me necesitás más que nunca

Duele terminar esos días
cómo duele
cuánto

Pero acá estoy
amigo
para darte mi alma
mi corazón
mi tiempo
mi todo

Diego M

28 de junio de 2008

Dos menos uno

Sentís el viento pegando en la ventana. Sentís la lluvia acariciar el techo. Sentís el frío que te llega a los pies. Juntás uno con otro. Y te apretás la frazada justo abajo de la nariz. Sabés que falta mucho para levantarte. Sabés que querés dormir. El sueño suele ser un buen compañero para éstas épocas. La ausencia de pensamientos reales durante las horas en que él se hace presente lo convierte en un paraíso. Querés cerrar los párpados. Luchás. Pero sentís el tic tac del reloj. Sentís la cama medio vacía. Justo en ese momento, se posa en tu mejilla una mano fría. Te recuerda, te susurra, te seca las lágrimas. Y se lleva tus sueños.

Diego M

24 de junio de 2008

SuperVagancia 3

Al igual que mi creador, yo estoy pasando por una ruptura muy dolorosa en éstos días: el sábado me rompí un ligamento del tobillo en el partido mensual de Superhéroes vs Villanos. Y no pude hacer uso de mis superpoderes contra nadie, porque yo solito fui a buscar la pelota al lateral y, debido a la lluvia del día anterior, resbalé, caí mal, me doblé el tobillo y crack, ouch, ninu ninu ninu (sirena de ambulancia, por si no se dieron cuenta) El muy turro de Superman no me quiso llevar a la clínica porque tenía miedo de que se agrave la lesión.
Desde ese día mi vida transcurre frente al monitor de la pc o frente a la ventana (cuando me cortan la luz) Estoy con una pesada bota de yeso en un pie, y con el teléfono en la otra mano para encargar los medicamentos, las pizzas y las empanadas.
Vivo conectado en el messenger, intentando cruzarme con Superman, Batman y el Increíble Hulk, para charlar y convencerlos de que me vengan a firmar el yeso.
Los médicos dijeron que por seis meses no voy a poder volver a jugar al fútbol, pero eso también significa que no puedo ejercer mis tareas como superhéroe, así que la ecuación cierra perfectamente.
Había leído por ahí que la vida es jodida, pero la verdad es que no la estoy pasando tan mal.
Los dejo, voy a llamar al Blockbuster a ver que me pueden traer.

Diego M

20 de junio de 2008

Hay vacíos imposibles de llenar

Decime que hago
con todo esto
que me quedó atragantado

Las fotos compartidas
me miran
todos
los días
y no sé bien que decirles

A cada momento
me pesan
más y más
los pies
la vida
todo

Voy a tratar de salir
de ésta cárcel
Voy a tratar de vivir
de nuevo

Pero el sabor agrio
de éstos días
dice que llegó
para quedarse

Diego M

11 de junio de 2008

Amistad de ida

-¿Qué es un amigo para vos?
-Alguien que está siempre, que te escucha y que te da una mano cuando puede. ¿Por?
-Quería saber. Porque yo no tengo amigos
-¿Ninguno?
-No. O, para ser más claro, me gusta escuchar a la gente y darles una mano, pero no me gusta charlar de mis cosas con nadie
-Y esas personas ¿que son para vos?
-Conocidos
-¿Nada más? Pero... ¿no te dan ganas de contarles algo?
-No
-Lo que vos tenés con esa gente es una "amistad de ida"
-Sí, algo así. ¿Te parece que está mal?
-No sé, me extraña que no quieras hablar con nadie de tus problemas
-¿Cuáles problemas?
-¡Qué se yo! Todos tenemos problemas
-Yo no, te lo juro
-¡No puede ser!
-¡En serio! Dale, desahogate vos, contame
-Tengo un crédito a medio pagar, un hijo con problemas en el colegio, un perro con problemas en la cadera, una esposa que no está nunca, un tío con caspa, un grano en el medio de la espalda...
-¿Con pus?
-No sé, no lo veo
-A ver, date vuelta. Dejame que te lo reviente
-Pero no me interesa el grano ahora...
-Por algo me lo contaste
-¡Pero tengo problemas muchísimo más importantes!
-Las cosas se resuelven de a una. Dale
-¡Ay!
-Ya está, ¿te sentís mejor?
-Un poco. Pero las cuentas siguen sin pagarse, mi hijo sigue siendo un desastre, mi perro...
-¿Querés tener una amistad de ida conmigo?
-Me gustaría. ¿Seguís sin tener nada para contarme?
-Nada
-Que alivio, porque tengo demasiados quilombos como para escucharte.

9 de junio de 2008

Muy lunes

Hoy
soy
una foto desenfocada
un placard medio vacío
un paquete de galletitas a medio comer

Lo siento
no sé que hacer
no soy Superman
aunque ya tenga
30
aunque me cueste
decirlo

A ver si mañana
el destino me da una mano
(o dos)
sumadas
a las de
ella
y entre todos
me sacan de éste pozo

La vida
a veces
es una mina jodida
¿no?

Diego M

3 de junio de 2008

Excursión forzada

El planeta Neumonitis no es un lugar amistoso para habitar. En él abundan la tos, los mocos, los espasmos, los jarabes y también pueden encontrarse cierta clase de antibióticos.
Es un lugar que suele irritar al habitante medio. La temperatura suele ser elevada (38° C aproximadamente) pero no se pueden tomar allí bebidas frías, no señor. Allí son bien vistas todo tipo de infusiones calientes como el asqueroso té, el mate cocido mentiroso, o el mate solitario.
Entre las bondades de la estadía aquí, se encuentran: ver las películas que nos prestaron nuestros amigos y que estaban juntando tierra desde hace más de un año, estar tirado panza arriba la mayor parte del día, terminar los libros que la rutina no nos permite, etc.
He venido a explorar éste planeta para pasarles un informe detallado. Y para advertirles que, si no quieren venir a visitarme, deben salir bien abrigados en los días fríos, deben tener cuidado al hacer actividades físicas y no deben salir a la calle con el pelo mojado.
De nada.
(Nos vemos dentro de 72 horas)

Diego M

28 de mayo de 2008

Dificultades para cubrir algunos puestos

Subió y apretó el botón de “subsuelo”. Sintió un leve malestar: no podía habituarse al ascensor en un sólo día de trabajo. El cóctel de salida de domingo y oficina al día siguiente no era muy aconsejable como para repetir. El leve zumbido del ascensor lo tranquilizó y lo hizo parpadear más de lo normal, letargo de findelunes.
Sintió el click del mecanismo de la puerta, dió dos pasos mientras se tapaba la cara ahogando un bostezo. Y se paró. Primero se enarcaron las cejas. Después los ojos se le abrieron más grandes que nunca. De su boca quiso partir un grito, pero nada. Algo lo agarró de la muñeca derecha. La mano izquierda dejó caer los papeles y rasguñó la pared del ascensor tratando de salvarlo. Pero no.
En las charlas del día siguiente no fue “Silvio Blásquez”. Sólo fue “uno más de los pasantes que desaparecieron luego de su primer día de trabajo”. Nadie notó los arañazos en el ascensor hasta hoy. Subí y apreté el botón de “subsuelo”. Sentí un leve malestar. Archivo éstos papeles y me voy a mi casa tranquilo.

Diego M

26 de mayo de 2008

Datos al pasar

¿Sabías que la grandilocuencia con la que una persona cuenta una anécdota propia suele ser inversamente proporcional al porcentaje de verdad que se incluye en la misma?

Diego M

21 de mayo de 2008

Perdido acá

Busca ojos vivos
oídos nocerrados
pero los rostros huyen
y sigue

Se tienta
pero la sangre espesa
no lo deja pensar
duda huele tantea
y cae

Tic Tac
sabe que el tiempo se acaba
sabe que su mundo se diluye
aunque no entiende
y desespera

No le creo
porque en sus ojos veo una luz
porque su destino es el mío
porque sus sentidos no son grises
y lo empujo
desafío cósmico

Diego M

16 de mayo de 2008

Dándose a luz

Silvio Sánchez Olarra, General Planning Manager. Eso decía la tarjeta, hecha un bollo moribundo, al lado del cesto de su oficina. Dentro del cesto yacían decenas de tarjetas gemelas. No le había gustado la textura. Por eso mañana llegaba un pedido de mil nuevas “de textura más cálida”, según el cadete nuevo.
La mirada perdida escondía planes. Planes que tenían que ver con su hermano: el licenciadito Nicolás Sánchez Olarra. Tres años menor. El preferido. El brillante.
Era otro día de tantos. El despacho supuraba calma. Y él estaba hundido en sus pensamientos. Le encantaba entrevistar gente. Conocer sus necesidades, degustar sus sonrisas de compromiso, charlar sobre sus familias, comparar sus fastuosos currículums con su pobre apariencia. Pero lo que más le encantaba era rechazarlos. Uno por uno.
La mirada, otra vez perdida, escondía carreras truncas. Y un título comprado por papá. Envuelto en su traje de Armani, recordaba. Y apretaba los labios.
Otra tarjeta vuela hacia el cesto, planea de forma perfecta hasta aterrizar sobre las demás. “General Planning Manager”, otro asqueroso invento.
El día termina y la puerta del despacho sigue muda. La mirada, ahora encontrada, se ilumina. Proyecta pensamientos de una oscuridad asquerosa.

Diego M

12 de mayo de 2008

Lunes de perros

N.I.D.A.P.J.L.R.D.T.E.E.B. (Nota Introductoria Del Autor Para Justificar La Republicación Del Texto En El Blog): Este texto ha sido antologado en el "Libro de los Talleres". Decidí sacarlo del baúl del blog para que puedan disfrutarlo (o sufrirlo o saborearlo) aquellas personas que no lo han leído por cosas de la vida (o por falta de interés)


El horóscopo del domingo decía: “Lo espera una semana difícil”. No soy fanático de los horóscopos ni creo en los astros ni en las brujas ni en ninguna otra manifestación esotérica. Ni siquiera creo en mi hermana, que tira las cartas en plaza Francia.
Arranqué el lunes como siempre, con los ojos pegados y con el tiempo justo. Entré al baño y me encontré con Pancho, mi hamster, ahogado en el inodoro. Seguramente fue un suicidio. Con el alma rebalsada de dolor y el inodoro rebalsado de agua saqué el cuerpito inerte de mi amigo y lo puse sobre una servilleta, en la mesa de la cocina, para enterrarlo al volver del trabajo.
Me vestí y salí. Tomé el colectivo y no ví las caras de siempre. Como tampoco había autos estacionados en la puerta de la fábrica consulté el reloj: faltaban dos horas para entrar. Me senté en la vereda y me dormí. A las seis me desperté con las caninas mandíbulas de un dóberman atenazando mi tobillo derecho. Salté con un alarido. El perro abrió grande sus ojos de dóberman y huyó asustado. Me fui rengueando hasta la clínica. La chica de la guardia me dijo que todavía no había llegado el doctor. Yo le conté mi historia y se apiadó de mi pobre tobillo de laburante mordido por un perro dóberman. Me hizo pasar al consultorio y comenzó a curarme la herida. Era una morocha muy sensual. Comenzó a acariciarme. La verdad es que la herida podría haber estado infectada y mi vida culminar ese día que no iba a dejar pasar la oportunidad. Pero justo cuando estábamos a punto de… entró el doctor. Parece que la morocha era su esposa, su amante o su hermana, ya que me echó a patadas del consultorio como si fuera un perro sarnoso.
Volví a mi casa rengueando. No había luz. La boleta había llegado hace un mes y medio, calculo, y había quedado enterrada entre los folletos de los deliverys y otras tantas boletas impagas. Fui a la cocina a poner el agua para el mate y encontré al pekinés de mi vecino merendándose el cuerpito de mi pobre Pancho.
Mientras lo corría con la escoba, medité: hoy recién es lunes y, encima, soy de sagitario.
Diego M

8 de mayo de 2008

Venite a la feria el domingo 11!!

Estimados lectores, amigos, novias, novios, hermanas, primos políticos, mamá, papá:

Los invito a que se vengan para la Feria del Libro el domingo 11 (sí, el que viene, ¡faltan 3 días nada más!) para la presentación del "Libro de los Talleres" a las 19 hs en la sala Jorge Luis Borges. Adentro de ese librito en la página no se cuánto, se van a encontrar con mi texto "Lunes de perros"
Pero ahí no termina la cosa, porque dentro de esas páginas van a encontrar textos de gente con mucho talento (y que quiero un montón): "Efemérides" de Jime, "Ronda en la Dorrego" de Laris y "Currículum vitae" de Crispín, entre otros tantos.

Los espero ahí (miren que voy a buscar entre el público a ver si fueron o no). Anoten en la agenda para no olvidarse:

Domingo 11 de mayo
19 hs
Sala Jorge Luis Borges
Feria del Libro
Nota de Diego M: la firma "genérica" del libro es gratuita. La firma "dedicada especialmente" (por ejemplo: "A la tía Pocha con cariño, para que se mejore del golpe en la cadera") se cobrará por cantidad de palabras :-P

7 de mayo de 2008

Rompedores compulsivos de veredas

Ésta raza prolifera en algunos municipios del Gran Buenos Aires. Son unos señores muy trabajadores que, mientras uno duerme plácidamente hasta el mediodía en su cama de dos plazas y media, se dedican a romper las veredas para pasar todo tipo de artilugios, entre los que se incluyen: cables telefónicos, cañerías de quién-sabe-qué y otros productos de dudosa procedencia. No quiero que ustedes me tomen, estimados lectores, como un piquetero del trabajo ajeno. No me estoy quejando precisamente de que ésta gente haga (mucho) ruido mientras yo duermo. Mi problema, más precisamente, es que rompan la vereda de mi casa sin haberme avisado con (al menos) 24 horas de anticipación. Y no sólo sin aviso, si no que lo hagan dejando mi auto adentro del garage, es decir, de "este" lado de la vereda rota, no del "otro".
Los efectos colaterales de las roturas verediles son varios, a saber: quedar acuartelado en tu propia casa durante todo el día (con los riesgos que esto implica de sobredosis de internet, mate dulce, siesta y vagancia total), la vereda queda con un montículo de tierra al que nunca le volverán a crecer las baldosas (salvo que uno saque la billetera y las compre), el temblor del piso debido al uso del martillo neumático causa la caída de los souvenires de casamientos y bautismos y etcéteras varios que no vienen al caso enumerar.
Desde éste humilde espacio, llamo a los señores "Rompedores compulsivos de veredas" a tomar más conciencia y menos vino al mediodía. Y a avisar con suficiente anticipación los trabajos a realizar en la cuadra de los damnificados.
He dicho.

Diego M

2 de mayo de 2008

La peor miseria

El hombre caminaba con los hombros caídos, vencido a esa altura de la noche por la fuerza de gravedad laboral. Arrastraba los pies con la mirada perdida en la irregularidad de las baldosas. No escuchó los pasos, sólo sintió el frío y sediento metal del revólver en su cuello. No se de vuelta, le dijeron. Deme todo lo que tenga. No tengo nada, contestó el hombre, ayer me deberían haber pagado el sueldo, pero no había plata. No es plata lo que quiero, necesito un sueño, una ilusión, algo que me dé una razón para vivir. No puedo ayudarlo con eso tampoco, mi vida es chata y monótona, ya no me quedan sueños ni ganas.
El revólver se retiró del cuello. Y siguieron caminando, cada uno para su lado, con los hombros caídos y la mirada perdida en la irregularidad de las baldosas.

Diego M

28 de abril de 2008

En directo

La ciudad se llenó de humo y decidimos salir a ver que opina la gente de éste particular fenómeno. Señora, dígame que le parece el humo en la ciudad, “me gusta, creo que le da un toque fashion europeo, siento que estoy caminando por Londres” Gracias señora. Seguime Tito, no te quedes corto con el cable. Señor, espere, no se vaya, queríamos preguntarle que opina de éste extraño fenómeno, “que quiere que le diga, la gente se asusta a veces, piensa que esto es algo inédito, pero lo cierto es que en el invierno del 44 hubo una niebla sobre la ciudad mucho más espesa que este humito berreta” Gracias por su opinión, señor. A ver, sigamos por acá, ¿qué le parece, señorita, el fenómeno del humo sobre la ciudad?, “nada, que tengo toda la ropa llena de humo, un asco, nada, tipo que no se puede andar con este olor encima”. Gracias por su opinión. Crucemos Tito, vamos a buscar más opiniones. ¿Tito? ¿dónde te metiste? Parece que el humo avanza y se hace cada vez más espeso. ¡Tito! ¿dónde estás? Después les traeremos más declaraciones, si es que encuentro a mi cameraman. Adelante, estudios centrales.

Diego M

25 de abril de 2008

Conversaciones desayunísticas

Gracias a la charla de Mauricio Kartun

-Pasame la mermelada
-Tomá
-Está todo enchastrado el frasco
-No me dí cuenta
-Me pegoteé todos los dedos. Pasame el rollo de cocina
-Usá la servilleta de tela
-No me gustan las servilletas de tela. Alcanzame el rollo
-¿No te gustan las servilletas de tela? ¿y por qué te sonás los mocos con la sábana a la noche?
-¿Que tiene que ver una cosa con otra?
-Tendrías que usar pañuelitos descartables. No aguanto más que te suenes los mocos con la sábana
-¿Te levantaste mal hoy? ¡Te estoy pidiendo un pedacito de rollo de cocina nada más!
-No aguanto tus pedos en la cama tampoco
-¿La señora perfecta me va a echar en cara todos mis defectos?
-Sí. No aguanto que dejes la ropa tirada cuando llegás del trabajo. No aguanto que dejes el control remoto en cualquier lado. No aguanto...
-¿Qué? ¿Qué más no aguantás?
-Nada
-¡Hablá! se te soltó la lengua, aprovechá para descargarte
-No, basta. Vas a llegar tarde al trabajo. Tomá el café con leche, dale
-¡Pero tengo todas las manos pegoteadas!
-Tomá, ahí tenés el rollo de cocina
-¿Tenés algo más para decirme?
-Sí. Cuando vuelvas comprá carne picada y ravioles para la cena
-Bueno. Me voy, cuidate y que tengas un buen día
-Vos también mi amor, manejá con prudencia
-Nos vemos a la noche

Diego M

17 de abril de 2008

Un día cualquiera

Miró la pc. Miró el reloj en su muñeca izquierda. Miró de nuevo la pc. Miró hacia la pared, buscando una ventana que le dejara ver el cielo celeste, o nublado, que más daba. Miró el reloj de la oficina. Notó que el reloj de su muñeca estaba adelantado un minuto y treinta y cinco segundos con respecto al de la oficina. Volvió a mirar hacia la ventana imaginaria. Y esperó. Faltaban sólo siete horas y cuarenta y nueve minutos para encontrarse con el cielo.

Diego M

15 de abril de 2008

Es lo que hay

Hoy a la mañana estaba en uno de esos momentos en que digo "necesito uno de esos libros que interpretan los sueños" ¿Por qué? porque soñé toda la noche (tal vez sea una expresión un tanto exagerada, pero es para enfatizar el concepto) con que el inodoro de mi casa perdía agua por abajo ¿¿¿??? O sea, se armaba un charco alrededor del inodoro (por si no se entendió)
Si a ésta inquietud le sumamos que tenía ganas de actualizar el blog, le restamos la falta de ideas y le agregamos una pizca de letras, ¿qué tenemos? post nuevo en el blog.
Sí, ya se que preferirían algo más elaborado, pero es lo que hay. Sepan disculpar, la vergüenza la perdí hace rato.

Diego M

11 de abril de 2008

Frágil

El golpe de la puerta al cerrarse le aceleró el pulso. Su mano izquierda secó una gota de transpiración en la frente. Ella era puntual, como siempre.
- Hola mi amor, ¿cómo te fue en el trabajo?
- Para el orto - Claudia tiró la cartera en el sillón bordó. Se arrancó el blazer y encendió la pc.
Un silencio espeso se apoderó de la casa. Germán seguía con su limpieza inútil: pasaba la estúpida franelita por los muebles mientras la miraba de reojo. Claudia comenzó a tipear algo. Hacía rato que el sol se había apagado y las sombras bailaban al otro lado de las cortinas del living. Germán iba de acá para allá, dejaba la franela y agarraba el plumero en una operación que sólo desplazaba la tierra de un lugar a otro.
- Traeme agua – sin dirigirle la mirada le escupió la orden.
El plumero quedó tendido en el rincón y Germán apuró los pasos hacia la cocina, tropezó con una silla en el camino pero el borde de la mesa lo salvó de la caída.
- Cuidado estúpido, no vaya a ser que tenga que comprar una silla nueva por tu culpa – Germán tuvo que agarrar la botella de agua mineral con las dos manos para sacarla de la heladera. Llenó el vaso hasta la mitad, volcando un poco sobre la mesa.
- Acá te lo dejo, mi amor – esbozó una media sonrisa de nervios.
Sólo obtuvo por respuesta el sonido apagado del agua deslizándose por la garganta de Claudia. Fijó su vista en el cuello. Ese cuello que alguna vez había deseado y besado y que ahora estaba envuelto en un collar de oro que él no había podido pagar.
-¿Por qué me mirás? – sintió los ojos ardientes de ella clavándose en los suyos.
- Por nada – la mano de Germán agarró el vaso recién dejado por su esposa. Tenía que ir a la cocina a lavarlo. Pero una fina y maldita capa de transpiración se lo hizo escapar de las manos. Sus nervios se astillaron con cada pedazo de vidrio muerto.
- ¿No ves que sos un inútil? ¿ni siquiera sos capaz de agarrar un vaso? – las patas de la silla rasparon la cerámica, Claudia dió dos pasos y le estampó una cachetada. Germán se dejó caer sobre sus rodillas. No le importaba cortarse, no le importaba ver la sangre huyendo de sus rodillas. Sólo quería tenerla lejos, pero el vidrio se le borroneaba y las manos no eran capaces de agarrar nada.
- Estúpido, inútil, inservible ¿qué más? ¿qué más te puedo decir? Levantá esos vidrios de una buena vez – se miró los pies enfundados en sus zapatos de taco – Si me llego a cortar el pie por tu culpa lo vas a lamentar.
Germán juntaba los pedacitos de vidrio y las palmas dejaban sus huellas en el piso. Las sienes le latían y el estómago se retorcía en una danza negra. Tenía los ojos nublados y la lengua trabada porque no sabía que decirle. Nunca le decía nada. Ni siquiera era capaz de inventar una excusa. Los pedacitos de vidrio se le clavaban ahora debajo de la piel. Piel y sangre piel y sangre. Todo era un amasijo de vidrio, cerámica agua, insultos, lágrimas, piel y sangre y más sangre y más insultos y dolor mucho dolor porque los vidrios le sacaban los pedazos enteros de carne y las palmas se le resbalaban en el charco de sangreagua y Claudia se agachó para pegarle pero él no podía y ella le volvió a dar una cachetada y él lloró y le imploró pero ella seguía y agarró un pedazo de vidrio y se lo enterró. Justo en ese hermoso cuello.

Diego M

8 de abril de 2008

A los golpes


El regulador de mi estado de ánimo no está funcionando como debería. Es que a veces quisiera poder armar una salida con amigos un sábado, y se que lo disfrutaría, pero finalmente prefiero la soledad de mi sillón y alguna película tediosa.
A veces también quisiera no contestarle mal a un compañero de trabajo por algun comentario inocente que me hizo. Tampoco quisiera ponerle mala cara a las preguntas de mi mamá "¿estás bien? ¿fue muy duro? ¿por qué no venís a comer a casa mañana?"
A veces me doy un golpe en el costado izquierdo de la cabeza y el regulador funciona bien por un rato. Debería aprovechar ese momento para llamarte y explicarte todo. Pero no lo hago. Entonces, el maldito se descompone de vuelta, y suena el teléfono y sos vos y estoy frío y no te trato como te merecés.
Por eso quisiera que leas esto y lo sepas. Estoy buscando un mecánico que me repare, no es nada grave, "los reguladores de estados de ánimo vienen fallados últimamente", me dijeron.
Después del último golpe me senté a escribir esto.

Diego M

4 de abril de 2008

Encuestas de la convivencia

¿Sabías que el 61,8% de los hombres casados prefiere comprarse una playstation 3 en vez de aumentar su cuota de sexo conyugal a dos veces por semana? Además, del 38,2% restante de los encuestados, 9,6% dijeron desconocer lo que significaba la expresión "sexo conyugal"

Fuente: Urbanicomius Boludecis Convivencius Consulting Group

31 de marzo de 2008

Memoria de viaje

-El feriado del 2 de abril lo tendrían que haber corrido
-¿Por?
-Porque sí. Porque tenía ganas de irme a la casa de la costa
-Pero es una fecha importante
-Mirá vos
-Es el día en el que comenzó la guerra de Malvinas
-Pasaron como 20 años desde la guerra, a mí me interesa el fin de semana largo
-No podés ser tan desconsiderado
-¡No soy desconsiderado! si lo corrieran al lunes, los ex combatientes también podrían irse a algún lado
-¿Vos pensás que ellos pueden tener ganas de hacer algo en esa fecha?
-¿Por qué no?
-Es demasiado fuerte para ellos
-No hay nada que no se pueda olvidar con un buen chapuzón en el mar
-Me parece que te equivocás
-Pero por favor
-A vos te interesa la joda nomás, ¿por qué no te alquilás alguna película sobre el tema ese día?
-¿Vos te pensás que a mí me sobra el tiempo?
-Sí, porque no te pudiste ir a la costa
-No importa, a mí el feriado no me lo van a cagar, me iré de shopping, o al cine
-¿Y no vas a pensar en los pobres pibes que fueron a la guerra?
-Ya te dije que pasaron más de 20 años, ya fue
-Es muy cínico de tu parte
-No te das una idea la culpa que me dan tus comentarios
-Deberías aprovechar el día para tomar conciencia
-Mirá, estoy podrido de hacer memoria: la dictadura, los desaparecidos, los ex combatientes. ¡Dejenmé de joder! ¡Me quiero ir a la costa!
-Por gente como vos estamos como estamos en este país
-Cómo te gusta juzgarme
-Sí, porque me parece una actitud irresponsable la tuya
-A ver, decime, ¿que vas a hacer vos el 2 de abril?

Diego M

28 de marzo de 2008

Faltan palabras

A los que quieran escuchar



Un discurso
dibuja muecas de fastidio
en un piquete rural

La gente no pasa
La gente no aguanta
La gente no escucha
Postales del caos
Ayer
Hoy
¿Siempre?

Si el ruido del conflicto
bajara unos decibeles
tal vez
se pueda conversar
una solución
¿Le interesará a alguien
vivir en un país civilizado?



Diego M

26 de marzo de 2008

La longitud de los momentos

Se queda paralizado con los pantalones en la mano izquierda. Cualquier observador común podría decir que Cristian está en el difícil trance de salir chapoteando del mundo de los sueños para pegarse de frente con la realidad. Y no estaría del todo errado. Pero lo que Cristian está viviendo, sentado en su cama con los pantalones en la mano, la mirada perdida y el reloj marcando las 5:30, es su “momento revolucionario”. Esos dos minutos que dedica una o dos veces por semana para replantearse toda su vida en el único momento en que uno puede replantearse su vida: al comenzar el día. Entonces imagina que va a tirar el pantalón en la pila de ropa y se va a acostar a dormir hasta que ningún despertador egoísta pueda sacudirlo. Imagina que le va a decir a su jefe lo que verdaderamente piensa, se lo va a gritar para luego darse vuelta y salir con una sonrisa ancha por última vez de ese miserable laburo. Imagina que ese va a ser el día en que va a levantar el teléfono y va a hacer ese llamado que debería haber hecho hace muchísimo tiempo. Imagina que hoy es un excelente día para comprar un paquete turístico a Europa y así cumplir con ese viejo sueño.
Pero siempre la cabeza va para un lado y el cuerpo para el otro. Por eso, mientras Cristian imagina todo esto, la mano izquierda ayudada por la derecha le colocan el pantalón, primero en una pierna y luego en la otra. Luego le colocan las zapatillas y así sucesivamente lo visten de todo lo que a él le repugna ser. Y en lugar de seguir durmiendo, o de levantar el teléfono, o de comprar un paquete turístico, Cristian toma el colectivo hacia el trabajo una vez más.
Pero sólo él sabe, muy en el fondo de su cabeza, que algún día (más lejos o más cerca, pero qué importa si ese día va a llegar) su “momento revolucionario” se va a convertir más en revolucionario que en momento.

Diego M

19 de marzo de 2008

Preguntando en voz alta


¿Hay mucha diferencia entre una persona que se apoya un revólver cargado en la sien y una persona que manda mensajes de texto mientras anda en moto y sin casco?

Diego M

17 de marzo de 2008

Abandonadores compulsivos de bandejas

Ésta raza ha proliferado desde fines del siglo pasado, con la llegada al país de los shoppings. La lógica de ésta gente es bastante particular, ya que no les molesta ir hasta el restaurant, parrilla o fast food en cuestión para pedir y recibir su comida en una bandeja. Pero luego de llenarse la panza y hacer una breve o larga sobremesa, se retiran sin más, dejando todos sus desperdicios en la mesa del patio de comidas. ¿Qué espera ésta gente? ¿que el "mozo" venga a retirar la bandeja? ¿tanto les cuesta caminar cinco metros hasta el tacho de basura y volcar allí los restos de su comida? Y no me vengan con que el personal de limpieza del lugar está para eso porque es una gran mentira, la gente de limpieza está para mantener el piso y la mesa limpia, no para andar tirando los desperdicios que generan los demás.
Desde éste humilde rincón los llamo a que tomen conciencia de la situación. Por un país mejor, por unos shoppings mejores, por una digestión sana y limpia, por un personal de limpieza más ocioso. He dicho.

Diego M

13 de marzo de 2008

Jueves 13

No te cases, ni te embarques, ni comas chocolates, ni saltes un charco, ni compres un peluche, ni regales una sábana pintada, ni tomes una cerveza negra, ni compres un auto, ni actúes un monólogo, ni te cortes el pelo al ras, ni cruces la calle sin mirar, ni comas salchichas tres cruces, ni pidas parrillada para dos, ni juegues al T.E.G., ni hables con extraños, ni compres un celular, ni vayas al cine a ver una de terror, ni cumplas años, ni hagas ninguna de éstas cosas 15 días antes o 15 días después de cualquier jueves 13 de cualquier año. Porque...

Diego M

10 de marzo de 2008

A veces me preguntás cada cosa...

-¿Estás conforme con lo que sos?
-¡Qué pregunta!
-¿Estás conforme o no?
-¿En que sentido me preguntás?
-En el que se te ocurra
-Mirá, hubiera preferido ser escritor antes que técnico de mantenimiento
-Ajá ¿algo más?
-También hubiera preferido ser rubio, de ojos claros y con unos kilos menos
-¿Qué más?
-No se me ocurre nada ahora
-¿Estás orgulloso de ser humano?
-No sabía que eso se podía cambiar
-Todo se puede cambiar, al fin y al cabo, esto es sólo una charla
-No hubiera elegido ser un humano, creo
-¿Por?
-Por la crueldad, por la involución, porque a veces siento que somos un virus molesto del cual la tierra no se puede librar
-¿Y que hubieras querido ser?
-Una hormiga seguro que no, son demasiado trabajadoras
-Sí, no es una de tus características
-Exacto. Un pájaro tal vez, pero supongo que me aburriría el hecho de poder volar cuando yo quiera
-¿Entonces?
-No sé, dame tiempo. ¡Mirá con las preguntas que me salís!
-¿Qué querés que te pregunte?
-Algo más sencillo, algo de fútbol, como siempre
-¿Como salió Boca ayer?
-1 a 1, gol de Riquelme. Si jugaba Palermo lo ganábamos
-Puede ser
-¿Y vos? ¿estás conforme con lo que sos?

Diego M

6 de marzo de 2008

Duros y masticables

Martes de menta
como los caramelos
que de chico
te llamaban la atención
y que escupías
después de intentar
hacerte el grande
si te gusta
la vida de tutti frutti
ya está
no disimules más
comprá "Odolito"
en vez de "Colgate"

Diego M

3 de marzo de 2008

Elitismo bajo cero

El aire acondicionado no es realmente un adelanto tecnológico del que me sienta orgulloso como ser humano, no lo aprecio en lo más mínimo ni pienso utilizarlo (ya sea tamaño auto, oficina u hogar). No juzgo a la gente que lo utiliza, incluso aprendí a entender que hay gente que casi no podría sobrevivir sin él, ya sea por problemas de salud o por algun otro motivo.
Y éste artículo no está acá para quejarse de que ustedes de ese lado del vidrio están a veinte grados mientras a mí se me derrite el helado recién comprado en el medio de la vereda a cuarenta y tantos grados. No señor. Lo que a mí realmente me indigna es que además de estar a veinte grados menos que yo, el aire acondicionado que a usted le simplifica tanto la vida, me está escupiendo su agua sucia y tibia en mi cabeza.
¡No puede ser que uno camine por la ciudad en medio de una lluvia de agua sucia! ¡no sólo están más frescos si no que nos escupen desde sus oficinas refrigeradas!
Pero algún día, señor, señora, algún día las redes eléctricas van a colapsar, y ustedes van a tener un gran porcentaje de la culpa. Y a mí no me va a funcionar mi humilde ventiladorcito. Pero usted va a vivir democráticamente a la misma temperatura que los demás.


Diego M

1 de marzo de 2008

Su pedido ha sido escuchado

Buenas tardes estimado hermano Carlos, le quiero hacer llegar por este medio mi respuesta a su plegaria, en la que usted me pedía que le aliviara su estadía en el trabajo. Le reitero que es un compromiso de mi gestión el dejar conforme a la mayoría de los feligreses. Paso a detallarle:

En el rezo de anoche le he realizado el pedido a San Expedito, el canal de comunicación que poseo para llegar a los oídos y al corazón del Supremo. El pedido (tal cual usted me lo realizó) incluye la reducción de la jornada laboral a seis horas diarias, con una hora de almuerzo y veinte minutos de desayuno incluídos. A su vez, también he pedido extender el fin de semana de dos a tres días, incorporando el día lunes al mismo. He escogido el día lunes ya que la gente lo detesta, y espero que agregándolo al fin de semana gane en popularidad.
También le he pedido un leve ataque de presión para su jefe (el que no concurre a misa y tiene dos amantes), que no le deje secuelas físicas pero sí en el alma y en su carácter, el cual ganará en benevolencia y paz.
En cuanto a su amigo Francisco (conocido por usted como “Pancho”), he pedido que esté conectado todo el día al messenger, como perrito faldero cibernético, dispuesto a seguir charlando sobre la falta de refuerzos de Racing, los planes para el fin de semana sin su mujer, los números que van a salir en la quiniela o lo que sea que usted necesite para hacerle más llevaderas sus horas laborales.
Espero que esté conforme con mi accionar, de no ser así, le pido que me lo haga saber en la próxima misa.
Hagase la paz en su alma y en su corazón (mientras sigamos recibiendo su diezmo).
Amén.

Fermín Dieguez
Cura Párroco
Licenciado en Marketing y Comunicación

28 de febrero de 2008

Manifiesto Urbanicómico 6


Este blog y su autor están total y terminantemente en contra de los molestos, chupasangres y zumbadores mosquitos.
El autor se declara fanático de cualquier adelanto tecnológico o químico que elimine a éstos insectos de su vida. También afirma utilizar productos tales como fuyí vape, raid, ojotas, manos y cualquier otro implemento que le ayude a aniquilarlos.
Las ventajas que se lograrían al eliminar a éstas alimañas serían múltiples, a saber: sueños de verano más placenteros, piel más sana, días de pesca y camping sin "off", carpas sin mosquitero, etcétera.
El autor también declara que es capaz de hacerle juicio por daños, perjuicios y ronchas a la compañía eléctrica si le vuelven a cortar la luz en pleno verano desde las 0 horas hasta las 3 de la madrugada.
Desde este rincón se declara oficialmente el apoyo a todas las personas que sumen su voto a ésta causa.
He dicho.
Diego M

25 de febrero de 2008

Divagues de almanaque

Charlando con Laris acerca de esa propaganda de cerveza ¿se acuerdan?

Aunque impusiéramos el día osvaldo, esto no implicaría que el domingo tuviera características de sábado. El domingo es domingo por naturaleza. El otro tema es si al día osvaldo lo colocamos después del domingo o antes del lunes, que no es lo mismo. Si estuviera después del domingo tendría más características de éste que del lunes. En el caso inverso las características serían inversas. Si toma cosas de los dos días sería trágico, porque las características de los días antes citados, combinadas, son terribles (esto está comprobado científicamente)
En conclusión, el día osvaldo podría llegar a ser un día de miércoles.

Diego M

21 de febrero de 2008

Eclipsados de realidad

Anoche Nahuel descubrió que la astronomía no es el fuerte de sus amistades. Buscaba compañía para ver el eclipse lunar sentado tranquilamente en el césped del planetario. Llamó al primero de sus amigos y lo invitó, la respuesta fue: "¿a quién se le ocurre programar un eclipse desde las 24 hasta las 3 de la madrugada? si hubiera sido de 21 a 23 por ahí voy, pero mañana tengo que trabajar temprano"
Continuó la charla algunos minutos más sin poder convencerlo. Al final intentó con el plan B amiguístico, y se encontró con esto: "mirá, a mí me dijeron que la Luna estaba en conflicto con la Tierra porque está reclamando un plus especial por eclipse, y otro porcentaje por avistajes en noches despejadas. Así que yo creo que hoy no se va a presentar en el cielo, en señal de protesta"
Estaba duro el asunto, y los tiempos se achicaban. Fue por el tercer y último intento, y entonces: "No te gastés, hoy a la tarde me dieron la data justa, los uruguayos le van a hacer un piquete al eclipse para que no se pueda ver en Argentina, en represalia por lo de Botnia"
Cortó.
Agarró la reposera y se fue, con el mate como único y fiel compañero, seguro de que la Luna iba a lucir espléndida, muy lejos de medidas de fuerza, problemas salariales, piquetes y otros tantos absurdismos.

Diego M

19 de febrero de 2008

Esto que vas a leer...

...no es un texto, aunque podría ser llamado de esa manera ya que está compuesto por letras. Lo que quiero decir es que no tiene un sentido artístico-literario-escribitorio, ¿me entendés?
Ésta sucesión de letras cumple la función de avisarte que algo ha cambiado en el Urbanicomio (lo habrás visto al entrar)
Mi única intención es agradacerle a un gran pibe, artista todo terreno, por la ilustración que está aquí arriba y que resume de una forma maravillosa el sentido de éste blog:

Gracias por la imagen y por el arte, Cai!!!!

Sin más, me despido hasta el mismísimo momento en que se me caiga una idea, vuelva sobre mis pasos, la junte, y la muestre acá.

Diego M

17 de febrero de 2008

Arreligionado

Lo siento
no existe el cielo
no hay redención
hay lo que hay

Hay lo que Hay (Pez)




Rebaño
arreado
lavaje
agua bendita


Rebaño
cura
pastor
ganado


Redención
confesión
oración
colaboración


No mientas
no existe
y si existiera
vos no lo viste

Hay
lo que hay

No inventes más

Diego M

3 de febrero de 2008

Cerrado por vacaciones

Estimados lectores, amigos, enemigos, parientes, mamá, papá, Mafalda:

Este humilde espacio se encontrará sin modificaciones durante la módica cifra de 10 días o más. Digo módica porque la mayoría de los mortales trabajamos 350 o 355 días para tomarnos sólo 10 o 15 de vacaciones.
Mi alma y mi cuerpo andarán vagando por las sierras cordobesas, sacando fotos, descansando, escribiendo algo (por qué no), leyendo y sacando más fotos y descansando más y más y más.
En mi ausencia y debido a la falta de novedades, les recomiendo que se den una vuelta por:

los dialectivos de Sebas
vayan a ver la salida de la luna con Laris
a disparatear con Crispín
a escuchar las hermosas melodías de Jime
a delirar con los escritos de Gala
a admirar los cristales de Sandra
a prestarle palabras a Luis
a iluminarse con Clarisa
a revolver la olla de Pato
a leer las pupilas de Coni
a escritinear con Cuakerboy
a silenciarse y escuchar a Andru
a absurdear con Pablo
a juntar los retazos de Gaby

y a recorrer todo el universo de Cruzagramas

Espero que, después de ver lo bien que escriben todos ellos, vuelvan por acá, porque siempre son bienvenidos en el Urbanicomio.
Hasta la vuelta!


Diego M

2 de febrero de 2008

Aniversario

A Jime

Para muchas personas, un año está compuesto solamente de 365 días, ni más ni menos (salvo los años bisiestos)
Para mí, este año estuvo compuesto por 2543 mensajes de texto, 83 desayunos compartidos en la mesita del comedor, 11 salidas al cine, 9 recitales, 22 textos dedicados, 365 despertares pensando en vos, 85.432 kilómetros de viaje El Talar - La Boca, 5 horas de espera del 39 en plaza Italia, 4 días de vacaciones en Tandil, 54 cenas compartidas en tu casa, en mi casa, afuera, en nuestra casa, 25 toneladas de felicidad, 125 sonrisas de ojitos achinados, otras tantas toneladas de proyectos, 107 días de convivencia, unas cuantas lágrimas, muchas más sonrisas, varios cumpleaños compartidos, 4.979 abrazos, y muchas otras cifras que no son sólo cifras. Son imágenes tratando de ser contenidas en números, pero desbordando de amor.
Sigamos escribiendo juntos ésta canción. Sigamos tirando hojas de almanaque compartidas. Sigamos conociendo, conociéndonos. Sigamos.

Diego M

28 de enero de 2008

Típico post de enero

-¿Tenés alguna idea para actualizar tu blog?
-No, pero lo quiero actualizar
-¿Vos te pensás que la gente está tan al pedo?
-¿Por?
-Claro, porque creés que pueden llegar a leer cualquier cosa
-No, cualquier cosa no
-¿Y entonces?
-¿Qué?
-Se te tiene que ocurrir algo original
-Pero estamos en verano
-¿Y con eso qué?
-A nadie se le ocurren ideas brillantes en el verano
-¿De donde sacaste eso?
-En serio, es como si te hubieran clavado una sombrilla en las neuronas
-Y estuvieran empastadas de arena
-Sí, y con el bronceador se les hace una pasta que no pueden pensar
-Ni siquiera desarrollan una idea mínimamente buena
-Por supuesto
-Pero vos no fuiste a la playa
-¿Y entonces?
-Que no se te puede haber clavado una sombrilla ni haberse empastado las neuronas
-Pero es metafórico lo que digo
-Ah
-¿Y entonces?
-¿Qué?
-¿Con qué actualizo el blog?
-Ponele cualquier cosa, si total no lo lee nadie
-Tenés razón. Ojalá en marzo vuelva la gente
-¡Sí! en marzo vuelve la gente y los encantadores embotellamientos
-Y los hits en mi blog
-¡Y los hits en tu blog!
-Buenísimo

Diego M

24 de enero de 2008

Encuestas del verano

¿Sabías que el 85,1% de los veraneantes llena, por lo menos, un crucigrama durante sus vacaciones? Lo extraño (y relevante para éste estudio) es que de ese 85,1% sólo un 7,3% vuelve a utilizar el mismo pasatiempo durante el resto del año.

Fuente: Urbanicomius Boludecis Veraniantis Consulting Group

18 de enero de 2008

SuperVagancia 2

Alguna vez trabajé. No les será difícil deducir por mi nombre, que nunca me gané el premio del empleado del mes, ni de la semana, ni siquiera del día. La solapa de mi camisa sucia siempre estuvo vacía de pins. La gorrita mal puesta, la cabeza llena de pensamientos extraños, las zapatillas desanudadas. Ese era yo.
Mi carrera laboral no fue una carrera. Fue una caminata de domingo. Una meseta. Por extraños motivos (que no les voy a comentar, por lo menos en éste texto, pero, si quieren, un día nos sentamos a tomar una birra bien fría y les cuento, porque a mí, como a varios, la lengua se me afloja con un par de tragos) ¿Qué les estaba diciendo? Ah! Que por extraños motivos pude enderezar mi vida (es decir, vivir sin laburar) pero siempre sentí una mínima cuota de culpa. Muy mínima. A partir de esa minimitud decidí hacer algo por los pobres trabajadores convirtiéndome en SuperVagancia.
Esa conversión al ramo de los superhéroes ahuyentó la culpa por un buen tiempo. Pero, como todo, a veces vuelve. Como hoy, que después de comer la quinta empanada me sentía más que lleno. Pero la pobre sobreviviente me miraba con sus ojitos tristes de empanada solterona. Y sí, sentí culpa, pero ¿quién puede resistir la hermosa tentación de una exquisita empanada chorreante de carne condimentada y cortada a cuchillo?

Diego M

14 de enero de 2008

Las vueltas del almanaque

Enero tiene esas cosas: la ciudad desierta lista para ser recorrida, el sol calentando el espíritu y obligando a la piel de la gente a mostrarse después de tantos meses pulovéricos, la pileta, la plaza, las bebidas frías.
Enero tiene otras cosas: la ciudad hecha una parrilla para nosotros, pobres tiritas de asado; el sol quemando la piel y dejándonos como un tomate en punto de ebullición, la limpieza semanal de la pileta, la plaza llena de gente, las bebidas calientes por los cortes de luz.
Enero también tiene esas cosas: las vacaciones divinas ¿viste? el depto con vista al mar y el tiempo re lindo, todo sol y arena y mar y que linda la espuma.
Enero también tiene otras cosas: el asfalto me quema hasta los huevos, y el aire del auto que dejó de andar y están todos de vacaciones y yo laburando como un boludo.
Como diría "Crónica TV" (con placas rojas incluídas): "Faltan 17 días para Febrero"
Aguantemos entonces.

Diego M

11 de enero de 2008

Típico argentino chanta

El que le dice a un amigo “no puede ser, viejo, cada vez que caen dos gotas ésta ciudad parece Venecia. Dejate de joder” mientras baja la ventanilla del auto y revolea una botellita de gaseosa vacía y el papel de un chocolate. Botellita y papel que irán a parar (irremediablemente) a la boca de tormenta más próxima.

Diego M

8 de enero de 2008

Hot line

-¡Qué calor!
-Sí, terrible
-¿No te da a veces la sensación de que te estás derritiendo?
-Sí, me miro los brazos y me chorrean
-¿No tenés aire acondicionado?
-No, lo odio. En mi trabajo hay una vieja que lo pone a quince grados y me mata
-¿Por qué será que la gente grande tiene la temperatura más alta?
-A ésta no se le puede llamar "gente grande", es una vieja re jodida
-Hay de todo en éste mundo
-Sí, ¿y vos? ¿tenés aire acondicionado?
-Sí, pero no lo uso
-¿Por qué?
-No sé, me agarra culpa ¿viste? Yo tan fresquito y miles de personas muriéndose de calor
-En eso tenés razón. Por eso yo no pongo uno
-Y porque contribuye al calentamiento global
-También
-Qué bueno que hace calor ¿no?
-¿Por?
-Porque volvimos a tener tema de conversación
-Tenés razón, ¿hace cuanto que no hablábamos?
-¿Desde el verano pasado?
-Puede ser
-Mandale saludos a la tía
-Vos también
-Y no esperes a la próxima ola de calor para llamarme
-Quedamos así

Diego M

6 de enero de 2008

Los chicos del final

Todo lo que dicen sobre la muerte es mentira. No hay un túnel, no hay una luz al final, no hay amigos ni parientes esperándonos. Ni siquiera sentís algo así como serenidad. La muerte es un vacío que te rodea. Son espasmos fríos que te abrazan. Y voces. Voces de niños cantando un villancico siniestro. Un coro dulce y desafinado. Pero las voces se van diluyendo. Y a la luz del quirófano volvés a respirar.

Diego M

4 de enero de 2008

Demasiadas opciones para tan sólo diez días

Alojamiento. Con ropa blanca, sin ropa blanca, sin ropa blanca ni mucama. Pensión completa, media pensión, sólo desayuno. Desayuno artesanal, desayuno común, sin desayuno. Con vista a las sierras, con vista al lago, sin vista. Cerca del centro (que bueno), lejos del centro (que bueno). Baño privado, baño compartido, mejor no me baño. DirecTV, tv por cable, tv por aire, ¿para que quiero tv en las vacaciones?
¿Falta mucho para el 28 de enero?

Diego M

2 de enero de 2008

Proyecto 2008 del Sr Marcelo T.

Ha llegado a mis manos una carpeta. Según me dijeron mis informantes (que son mejores que los de Rial, los de Lucho Avilés y los de la Canosa) allí está contenido un proyecto del conductor mejor pago de Argentina, el del "Bailando", "Patinando", etcétera.
El proyecto es el siguiente:

-"Recolectando residuos por un sueño" : éste programa saldría al aire en el segundo semestre del año, cuando las "estrellas" que suelen participar en lo de Marcelo T. vuelvan de sus trabajos en el verano. El programa nos va a mostrar la ronda nocturna de un famoso acompañado por un "Soñador recolector de residuos". El chofer del camión sería el "Coach" de la pareja. El programa tomaría elementos del "Bailando" ya que no se limitarían a exigirle al "famoso" que sólo emboque la bolsa en el camión recolector. La "embocada de bolsa" vendría acompañada de su respectiva "coreo". Además se analizará el estilo de revoleo del "famoso" y de su "Soñador recolector de residuos". Mientras cumplen con sus tareas, el "Coach" los irá guiando y arengando desde la cabina del camión.

Dicen las malas lenguas que el proyecto se viene posponiendo ya que al Sr Marcelo T. le está costando conseguir "famosos" que quieran calzarse la ropa colorida y no muy ajustada al cuerpo de los recolectores. Al parecer, no es suficiente el glamour de éste proyecto para atraer a las estrellas.
Cuando tenga más novedades no dudaré en informarles. Cuando vean las promos de éste programa en el aire, acuérdense de quién fue el que les dió la primicia!!

Diego M