11 de mayo de 2009

De los días lluviosos y de los fritos

El 53,9 % de las personas encuestadas reconoce que la lluvia les despierta el deseo de comer tortas fritas acompañadas con mate. Pero el 85,1 % de las mismas confiesa quedarse con las ganas por falta de tiempo, de compañía, de harina o de ganas de amasar y/o freír.

Diego M

7 comentarios:

Geraldine dijo...

es la verdad!...tendríamos que agregarle que también para no engordar...las condenadas tortitas fritas son una bomba calórica....pero son tan ricas

Diego M dijo...

Geraldine: 100% de acuerdo!!! (y ahora se nos viene un finde matero y tortafritero a full)
Gracias por pasar!!

ginerale dijo...

¡iba a comentar lo mismo que Geraldine!

Diego M dijo...

Ginger: pero no lo hiciste!! jajaja

Gracias a las dos por pasar!

•Lola• dijo...

No es mi caso. Las tortafritas y las cosas así grasosas no me gusta (no soy snob, aclaro, pero no me gusta la textura al paladar). La lluvia me provoca otras cosas. Y habría que preguntarse por qué, cuál es la relación entre las tortafritas y la lluvia... un mandato cultural, acaso...

Mariana Kasner dijo...

Yo formo parte del 85.1%, pero por la parte de "no cocinar, no freir".

Diego M dijo...

Lola: que raro lo tuyo! =)

Kasner: supongo que el olor a frito debe ser difícil de sacar. La clave es conseguir una buena panadería cerca de tu casa que las haga ricas!

Besos y gracias por comentar!!