1 de diciembre de 2009

Historias obreras para coleccionar y anillar 2

Te quedaste sin trabajo. ¿Te quedaste o te dejaron? No fuiste vos, fueron ellos. Ahora voy entendiendo. Me decís que te armaron algo como para echarte, ¿y que no te pagaron ni un peso? no puede ser, aunque ahora que me decís que es una empresa multinacional... ¿de capitales estadounidenses? unos yanquis de mierda entonces. Sí, puede ser como me contás. Jodido el tema, pero tenés que disfrutar de tu tiempo libre, se viene el verano, el sol. Claro, querés disfrutar pero sentís culpa por la falta de trabajo. Te entiendo, pero tenés que relajarte, hacerte una escapadita de unos días. Claro, pero no querés gastar un peso porque te largaron de patitas en la calle y encima en diciembre. Sí, buena gente tus empleadores. Tal vez pensaron en darte el verano libre como para que arranques con todo en marzo. Sí, lástima que para arrancar con todo te tienen que llamar de alguna empresa ¿no?
Ahora, dejame que te de una opinión ¿te parece que te conviene volver a meterte en una fábrica? digo, por todo el cuento ese del sistema, que te oprime, que no te deja ser libre. En este momento sos libre, estás medio afuera del sistema, ahora es donde tenés que ser feliz. Claro, pero el sistema te vende que la felicidad va de la mano de la guita, de lo lindo que es comprarte ese cd, o poder comer un buen asadito. Te entiendo, pero en tu lugar, no sé, me convertiría en artesano. ¿Te diste cuenta que ellos van a otro ritmo? prestales atención, fijate como están en el puesto, o tranquilamente sentados en el medio de la vorágine de la ciudad. Te entiendo, tenés que tener alma de hippie para vivir así, pero debe estar bueno. ¿Por qué yo no soy artesano? no sé, supongo que nunca aprendí a hacer boludeces de ese tipo, soy un bicho de fábrica también.
Volviendo a lo principal, veo que te interesa meterte de nuevo en el engranaje de la vida. ¿Por qué te lo digo? porque ví que hoy fuiste a una entrevista. ¿No fue una entrevista? ¿en serio me decís? ¿fuiste a llevar un currículum y al llegar a la oficina sólo había un buzón? pero ese es el colmo del ahorro, ¡ni siquiera ponen una persona como para que te salude! que desastre, las relaciones humano-empresariales no me dejan de sorprender. ¿Cuando llegará el día en que te llamen a la oficina de Recursos Humanos (¿o des-humanos?) y ahí te atienda un robot directamente, y te diga que quedás desvinculado y no te dé ni las gracias? Claro, por qué te van a dar las gracias si ellos te pagaron puntualmente cada mes de todos los que vos laburaste, tenés razón.
Al final me doy cuenta de que sos un desagradecido, y encima querés salir totalmente del sistema que tan bien te trató en éstos 13 años. Andá, tomate un micro al sur, andate a El Bolsón a fumar porro con esos hippies sucios, andá a venderle boludeces a los turistas mientras yo sigo feliz laburando 9 horas por día entre éstas hermosas cuatro paredes.


Diego M

5 comentarios:

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

Re-bienvenido muchacho.

Anónimo dijo...

Un gran abrazo para una de las mejores personas que he conocido..lo digo en serio,en estos 13 años hemos visto a mucha gente,pero te digo la verdad,no recuerdo a alguien con tanta ductilidad para el arte,la poesia(que me asombro),como tambien alguien tan copado para hablar de futbol,musica,de la vida...
Mis deseos de una vida llena de alegrias,te las mereces.
Y a estos ingratos,todo el rigor,tus palabras calaron mucho en la conciencia de todos.
Un abrazo Diegote..te estamos extrañando.
posta,sos de los que son dificiles de encontrar...
El conejo...AGUANTE PALERMO DIEGO!!
JAJA!

Diego M dijo...

Zaiper: re-agradezco tu comentario!!

Conejo: eeeeeehh!!! te fuiste a la mierda con los elogios!! parece que te hubiera dado plata!!! jajaja
Mirá si Martín va al Mundial y llega a hacer un gol definitorio... ;-)
Abrazo!!

Anónimo dijo...

Veo esto como bastante profundo. El conformista recomienta lo contrario de aquello que lo conforma. Me ha pasado. Él nunca se convertiría en "artezángano", como les llama un amigo a estos poetas de la materia. Además tu prosa es impecable, como en el resto de lo que, hasta este momento, he leído.
Grande, Diego.
Nolberto

Diego M dijo...

Nolberto: estoy agradecidísimo por tu comentario!!
¿Artezángano? que chanta ese tipo, debe ser la envidia que lo está matando.
Abrazo!!