29 de agosto de 2007

Juan

Otro día gris de una persona gris. Juan no lo sabe. Es su vida y él la quiere tanto como podemos querer nuestras vidas usted o yo. Con altibajos, obviamente. Pero Juan quiere su vida.
Apaga con su mano derecha el radio reloj que está sobre su mesa de luz. El radio reloj no es un radio reloj cualquiera. Juan lo recuperó de la basura de una casa anónima, dónde lo esperaba la muerte final o las manos de algún cartonero. Lo llevó a su casa y lo reparó. Ésta es una de las pocas virtudes de Juan; reparar cosas.
Después de apagar el radio reloj, estira los brazos al cielo. Aunque esto último es una mentira, en realidad, Juan estira los brazos hacia el techo de su casa. Más arriba del techo de su casa se encuentra el cielo. Corre la sábana, que está bastante enredada por algún sueño perturbador; y se sienta en su cama. Se coloca las pantuflas de Winnie Pooh, que Juan sabe que le quedan ridículas. Pero las encontró de oferta en el Supermercado Norte que está a cinco cuadras de su casa. Al fin y al cabo, las usa sólo para andar adentro; nadie lo ve con las pantuflas. Ni loco saldría a la calle con Winnie Pooh en sus pies, para eso tiene las pantuflas de calle, las azules serias. Lo que pasa es que las de Winnie Pooh son más calentitas, ideales para arrancar desde la cama hacia el baño.
Juan ya está bajo la ducha. No le gusta consumir muchos minutos bajo el agua. Sabe que el agua es un bien escaso, y también sabe que en cinco minutos uno se puede duchar perfectamente. Por eso sale rápido de la ducha. Se seca con la toalla de “Norte”, se pone los boxer de “Norte” y vuelve a su habitación.

Continuará...

Diego M

7 comentarios:

Diego Monrroy dijo...

Como soy un explicador compulsivo, les voy a contar que éste es un fragmento de una historia más larga, que tiene futuro de ¿cuento largo? ¿novela? ojalá que sea cualquiera de las dos cosas.
El tiempo, mi (poca) inspiración y la opinión de ustedes dirán si Juan sigue viviendo o queda en un cajón tapado por otras letras.
Gracias por darse una vuelta!

Sebastian "Zaiper" Barrasa dijo...

Impresionantes las pantuflas de Winnie Pooh.
Me es imposible no ver al pobre Juan en la puerta de su casa!!!
Yo creo que deberías hacerlo salir a sacar la basura con las pantuflas!

Coni Salgado dijo...

Ahora quiero saber mas de Juan... tan bien caracterizado!!!
un verdadero personaje...
Beso!
Coni

Roms dijo...

Me gusta como estas delineando este personaje... seguilo.. dale!

Kunuca dijo...

un juan que se atreve a ponerse esas pantuflas merese ser conocido en profundidad.
besos, vleverè por màs juan...

Cai... dijo...

muy bueno... no lo mates a juansito, dale la esperanza de seguir usando las pantuflas... ambas
banco las pantuflas y la conciencia
..y norte y sus ofertas también, x q no..
saludos

Cai... dijo...

http://bp1.blogger.com/_Net23KzCJsw/RudCjozWVuI/AAAAAAAAAPA/ac_jKRbonlM/s1600-h/winnie.jpg

Winnie!!

y juan con barba

http://bp3.blogger.com/_Net23KzCJsw/RudIGIzWVvI/AAAAAAAAAPI/aki0yATKihc/s1600-h/juan.jpg

xD