29 de julio de 2008

Pero esto no es un juego

Es como si la vida fuera un rompecabezas y vos fueras la pieza que me falta. Pero me decís que no sos la pieza que falta, que no tenés la forma justa, que esa curvita de ahí, que una parte se superpone con la otra, que no sabés, que se complica. Pero yo soy como esos chicos caprichosos, pero no los caprichosos que quieren cualquier cosa. Soy de los que pucherean y patalean porque saben que quieren ese rompecabezas, ese juego, ese futuro.
A veces quiero explicarte esto pero no sé, te busco la mirada y me esquivás, pero hay algo en ese esquive, en esa cara de pícara... Entonces insisto e insisto e insisto, pero no te quiero abrumar. No sé, no me pidas que no lo haga, porque cuando te miro sos los desayunos con la tele, o los capítulos de Seinfeld en el sillón, o las cartitas de imán de heladera, o los cd de Pez rumbo a Córdoba, o dormir cucharita, o caminar de la mano por cualquier vereda de cualquier lugar de cualquier país. Sos todo eso y un montón de cosas más que tengo enredadas en las neuronas. Imágenes que podrían ser metáforas hermosas pero me las guardo para mí, porque llevarlas al papel podría no ser lo mismo.
Y acá sigo, con éste rompecabezas que me está quitando los sueños.
Sentado.
Espero.

Diego M

4 comentarios:

josé dijo...

Está bueno Monrroy, creo haberlo leido anteriormente, aquí en tu blog hace bastante, buena idea postearlo de nuevo. Mi afecto de siempre.

josé dijo...

Está bueno Monrroy, creo haberlo leido anteriormente, aquí en tu blog hace bastante, buena idea postearlo de nuevo. Mi afecto de siempre.

josé dijo...

Perdón, soy de gatillo fácil, je

Diego M dijo...

José: ups! esto es un texto totalmente inédito, no sé si ponerme contento porque estoy forjando un estilo, o ponerme mal porque muchos de mis textos se parecen demasiado... ¿?
Gracias x 3!!!