5 de octubre de 2007

Quien dijo que la gente no charla por las mañanas

-No quiero ir a trabajar
-No vayas
-No es justo que tenga que levantarme temprano todos los días
-Quedate. Me encanta tenerte así, bien pegadito
-Que linda que sos
-Vos me decís eso porque yo te banco en todo
-Y porque sos la mejor
-¿En serio?
-Más vale
-Gracias, hermoso
-De nada. ¿Te puedo meter la mano acá abajo?
-Sí
-¿Y apretarte toda?
-También
-¿Y babearte?
-Haceme lo que quieras
-Hermosa
-Vos sos hermoso
-Los dos
-Sí, los dos
-¿Toda la gente hablará con su almohada?
-No pienses más en eso. Descansá.

Diego M

7 comentarios:

Laris dijo...

Jime, yo que vos... hago seguir a esa almohada por un detective privado

Cai... dijo...

mi almohada no es tan gentil conmigo... q suerte q tenés

Andru dijo...

¡GENIAL!

Crispín dijo...

Yo no apoyo mi cabeza en esa almohada ni borracho.

Mi nombre ya es canción dijo...

Y que me queda a mí, entonces, Crispín! Mi novio me mete los cuernos con un objeto inanimado!

zeta dijo...

Muy buen final...Gracias por lo del poema...A ver si te animas a comentar sobre mis Haikus,a ver si los escribí bien...Cuidate,un abrazo desde acá.adiós.

Anónimo dijo...

Buenisimo! caí en este blog por casualidad y hay cosas muuuy interesantes! Felicitaciones!!