19 de noviembre de 2007

Con los brazos abiertos

A Jime
Viniste. Y no sé si hay espacio suficiente en el placard para toda tu ropa. Tampoco sé dónde pondremos todos tus libros, ni tus apuntes, ni tus revistas. Ya sé que faltan muebles y sobra mugre. Ya sé que falta espacio. Y sé que el futuro está acá, a la vuelta. Pero también sé que sobra amor. Sé que mi casa se transformó en nuestro hogar. Sé que soy feliz. Somos.
Diego M

1 comentario:

josé dijo...

Si es ficción, tu imaginación es muy descriptiva, si es un hecho real, es momento que agarres la escoba, jeje, a todos nos toca y no muerde.