30 de noviembre de 2007

Danielito

-Tenés que cortarte el pelo
-Sí, mamá
-¿Cuando vas a ir?
-No sé
-Aprovechá ahora, que los martes va poca gente y encima sale más barato
-¿Te parece, má?
-Sí. Vas a lo de Néstor ¿no?
-No sé
-¿Como que no sabés? si te hace un corte hermoso, hijo
-Pero me corta siempre igual, mamá
-Porque ve que te queda bien. ¿Querés que te acompañe?
-No, voy solo
-Bueno
-No pongas esa cara, otro día me acompañás ¿sí?
-Es que, a veces, siento que me estás dejando de lado
-No, mamá, ¡no pienses eso! vos sabés que yo te quiero hasta el cielo, ida y vuelta
-¡Qué lindo que sos! Está bien, pero pedile el corte de siempre, raya al costado
-No sé, má
-Ni se te ocurra cambiarte la raya al medio o al otro lado
-¿Por qué no?
-Porque así te queda hermoso, hijo
-¡Estoy cansado de ese corte!
-¿Por qué?
-Hace 25 años que me corto el pelo así, mamá
-¿Y qué tiene de malo?
-Mis compañeros de trabajo me cargan
-Tus compañeros no entienden nada. Vos sos mi bebé, ¡y ese corte te queda hermoso!

Diego M

5 comentarios:

Sebastian "Zaiper" Barrasa dijo...

Madre hay una sola (por suerte!)

Andru dijo...

terriblemente real

Crispín dijo...

A mí también me queda hermosa la raya al costado.

josé dijo...

extraño a mi vieja y sus recomendaciones, pero yo cambié de peluquero a los 15 cuando me "enganché" como grumete, ¡todos tuvimos entonces la cabeza a cero!!

Cai... dijo...

xD me matooó
un dibujito

saludoss