14 de enero de 2008

Las vueltas del almanaque

Enero tiene esas cosas: la ciudad desierta lista para ser recorrida, el sol calentando el espíritu y obligando a la piel de la gente a mostrarse después de tantos meses pulovéricos, la pileta, la plaza, las bebidas frías.
Enero tiene otras cosas: la ciudad hecha una parrilla para nosotros, pobres tiritas de asado; el sol quemando la piel y dejándonos como un tomate en punto de ebullición, la limpieza semanal de la pileta, la plaza llena de gente, las bebidas calientes por los cortes de luz.
Enero también tiene esas cosas: las vacaciones divinas ¿viste? el depto con vista al mar y el tiempo re lindo, todo sol y arena y mar y que linda la espuma.
Enero también tiene otras cosas: el asfalto me quema hasta los huevos, y el aire del auto que dejó de andar y están todos de vacaciones y yo laburando como un boludo.
Como diría "Crónica TV" (con placas rojas incluídas): "Faltan 17 días para Febrero"
Aguantemos entonces.

Diego M

2 comentarios:

Patricia dijo...

Y bue... ¿esto significa que salís de vacaciones en Febrero?...
Por lo que leí...si el aire deja de andar en tu coche, significa que lo tenés... como nos sentimos nosotras, entonces, las que viajamos en subte o en colectivo, donde el sudor llega hasta nuestras rodillas, cayendo como cataratas calientes que chocan con el piso formando vapores que se mezclan en axilas pidiendo auxilio.
No creo que seas eso que decis (un boludo-perdón), diría que ese síntoma es una ley que salió hace años por decreto, que nos pertenece a casi todos. Espero que no te haya incomododado mi comentario y el haber entrado a tu blog sin permiso.

te dejo besos. Cuidate mucho
(del calor)

josé dijo...

como pasé tu tema del verano caliente me recordó que dentro de un rato me voy hasta cerca del Chaco, lindo finde para un casamiento, pero allá están los afectos y eso te hace olvidar la temperatura, ayudada con libaciones heladas obviamente. Chau!